El Marqués de Conyngham, hombre de gran patrimonio, ha fallecido recientemente. En su testamento ha dejado sus impresionantes – y más que cuantiosas – riquezas en manos de su esposa e hijos. Todo, excepto el mayor tesoro que con tanto recelo guardó en vida. Se trata de una colección de misteriosos libros, cuyo valor es, según en palabras del propio Marqués, incalculable, y que hasta la fecha no han aparecido. En su desesperación por hallar el paradero de dichos libros, la Marquesa ha contratado a un grupo de detectives que puedan ayudarla en esta empresa. A fin de cuentas, el marqués siempre fue un gran aficionado a la literatura detectivesca; adoraba el misterio y los juegos, y quizás por eso quiso asegurarse de que éstos formarían parte de su legado.

¿Seréis capaces de ganarle la partida al Marqués, o quedará su tesoro escondido para siempre?

Anuncios